Tal y como mencioné en el artículo anterior, cuando Bruce Springsteen comenzó a gestar su cuarto álbum, Darkness on The Edge of Town (1978), contaba con más de setenta composiciones que había acumulado durante los dos años de batallas legales con su primer mánager, Mike Appel. Aunque las que pasaron el corte final dieron como resultado una obra fantástica e imponente, que respondía a la perfección a los anhelos y preocupaciones de su autor, quedaron en el tintero canciones inmensas que cualquier artista soñaría con haber creado. Se mantuvieron sin publicar a lo largo de más de treinta años hasta que, al fin, en 2010, Bruce llevó a cabo una selección de las más destacadas para lanzar un nuevo disco, The Promise.

En total, 21 temas que fueron descartados para Darkness on The Edge Of Town. Una hora y 28 minutos que demuestra porqué Springsteen es una de las estrellas del rock más relevantes y atractivas. Antes de sumergirte en un álbum repleto de canciones olvidadas lo normal es que te invada una sensación poco entusiasta. Al fin y al cabo, es inevitable sospechar que por algún motivo no pasaron el control de calidad definitivo. La cuestión es que, en el caso del ‘Boss’, no abandona los temas por su falta de nivel, sino porque no se adecúan a la temática de un disco en concreto, a lo que desea transmitir con su obra. Por eso, un éxito asegurado como ‘Because The Night’ fue cedido a Patti Smith, quien alzó la canción hasta las primeras posiciones de las listas.

Así pues, en The Promise se recogen las canciones que, a pesar de su innegable gancho y belleza, no encontraron su hueco para ver la luz. La reacción inmediata al escuchar el disco completo es de asombro. ¿Cómo es posible que Bruce, consciente de las joyas que tenía guardadas, pasase más de tres décadas sin hacer nada el respecto? ¿Cómo puede un artista, en un periodo de tiempo tan corto, componer un repertorio tan brillante y abundante y que, finalmente, su problema no sea decidir qué canciones publicar, sino cuáles dejar fuera?

La respuesta: estaba en el punto más alto de su creatividad, en la cúspide de su carrera. The Promise es totalmente equiparable a cualquier trabajo de su etapa clásica, la que va desde su primer álbum, Greetings From Asbury Park, N.J. (1973), hasta Tunnel Of Love (1987). Aun así, el de Nueva Jersey tenía razón opinando que las canciones no habrían ayudado a enriquecer Darkness, sino a restarle coherencia temática. De haber sido incluidas, aun siendo magistrales, hubieran sonado desajustadas respecto al resto de las composiciones, por lo que el criterio del norteamericano fue el adecuado.

Ninguna habría encajado bien, excepto una: ‘The Promise’. Sin lugar a dudas, una de las mejores canciones de toda la trayectoria de Bruce. Según sus propias palabras, el motivo por el que la desechó fue debido a que la sentía demasiado autobiográfica, expresaba sus sentimientos de una forma excesiva y no deseaba abrirse tanto emocionalmente. La canción es un fiel reflejo al turbulento capítulo que Springsteen había vivido, llevando a juicio a Mike Appel, mánager, descubridor y, también, amigo íntimo. O al menos hasta que el cantante se percató de que el contrato que firmaron era absolutamente abusivo e injusto.

‘The Promise’ habla precisamente sobre la manera en la que se puede afrontar la vida cuando los sueños han sido rotos, cómo lidiar con las promesas que no se han cumplido. Bruce no quería que el público la relacionase con sus problemas legales con Appel, ya que era una muestra evidente de aquel acontecimiento tan triste para él. De alguna forma, las promesas que en un inicio se forjaron entre Appel y Springsteen también se resquebrajaron. Como prueba, una de las frases más reveladoras de la canción: “Cuando la promesa se rompe, hay algo en tu corazón que se enfría”. Sentida, cálida, con los sentimientos a flor de piel. Mágica.

“Hago música para reparar mi alma y, con suerte, ayudaré a reparar las de los demás “ - Bruce Springsteen

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store