De gira con Van Morrison

Una de las consecuencias generadas por la pandemia, al menos en mi caso, es pensar en el pasado, cuando teníamos libertad, como si fuese un sueño, algo irreal complicado de volver a repetir. Esto me sucede, por ejemplo, con los conciertos. Quién sabe cuándo podremos presenciar uno nuevamente. Habida cuenta de la situación mundial actual, para cuando se vuelvan a celebrar directos a la vieja usanza aún queda un largo camino por recorrer. Habrá que conformarse con rememorar experiencias pasadas. Ese cosquilleo en el estómago, esa emoción indescifrable ante la inminente salida de tu héroe al escenario.

Frente a esta tesitura, no queda otro remedio que dirigirse a álbumes en directo que puedan reproducir, en mayor o menor medida, la sensación de estar en un concierto. Sin duda, uno de los más reputados es It´s Too Late to Stop Now, de Van Morrison. Publicado en 1974, es un fiel reflejo de un artista en la cúspide de sus poderes interpretativos. El doble álbum, integrado por canciones grabadas en diversos conciertos ofrecidos por el irlandés en Los Ángeles, Santa Mónica y Londres durante una gira de tres meses que tuvo lugar entre mayo y julio de 1973, fue lanzado en el momento de mayor esplendor del artista, tras la creación de absolutas obras maestras como Astral Weeks (1968), Moondance (1970), o Tupelo Honey (1971).

El disco supone un sublime retrato de lo que fue, y sigue siendo, Van Morrison como intérprete. Mencionado en numerosas ocasiones como uno de los mejores álbumes en directo de la historia, repasa algunas de las creaciones más destacadas de la trayectoria del irlandés hasta la fecha. Sorprende la fuerza y emoción que confiere a canciones ya de por sí extremadamente brillantes, como ‘Into The Mystic’, ‘Warm Love’, ‘These Dreams Of You’, ‘Domino’, o ‘Caravan’. Parte de la magnificencia del trabajo se debe al maravilloso equilibrio que el artista consigue entre los instantes más abrasadores, en los que deja atónito al público gracias a su endiablada energía, y los más sutiles e hipnotizantes, sacando a relucir su vena más íntima. Dentro de esta segunda franja merece una mención especial el último corte del álbum, ‘Cyprus Avenue’, donde Morrison y su banda demuestran su inigualable compenetración. Inolvidables las palabras finales, en las que canta la frase que da título al disco, It´s Too Late to Stop Now (Es demasiado tarde para parar ahora), con una pasión aplastante.

Resulta curioso pensar que, probablemente, Van Morrison fue el primer artista al que tuve la oportunidad de ver en concierto. El único problema es que tenía 5 años, por lo que no lo aprecié como merecía. Solamente recuerdo un aburrimiento insoportable. Aunque, quién sabe, viendo la emoción que me suscita escuchar a Morrison casi dos décadas después, en aquel primer encuentro quizás quedó algo de magia guardada en mi subconsciente.

“Hago música para reparar mi alma y, con suerte, ayudaré a reparar las de los demás “ - Bruce Springsteen

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store